7 oct. 2013

Top 5 pelis que no pueden faltar en la semana de Halloween

¡Hola, chicas!
¿Alguna vez os ha pasado que estáis en una fiesta de pijamas con unas amigas y no sabéis qué pelis ver? Pues en esta entrada os daré la solución.
He pensado que como se acerca Halloween, podemos ver algunas películas de TERROR. Aquí os diré cuales son las 5 que no pueden faltar este Halloween:

5. Muertos de risa (Shaun of the Dead, 2004)


Nick Frost y Simon Pegg se convirtieron en una de las parejas más queridas por el fandom mundial. Sus películas, todas bordeando el culto, no son ridículamente masivas, pero tienen cientos de miles de fanáticos que cuentan los días para verlas e, incluso, organizan proyecciones. Pasó con Muertos de risa, pasará con Paul, y es que ambas comparten el hecho de ser una especie de tributo a géneros que amamos: el terror y la ciencia ficción. En el caso de Muertos de risa, la historia nos cuenta como dos grandulones inmaduros deben sobrevivir a un apocalipsis zombie en Inglaterra, que los hace pensar qué es peor: si la vida que vivían antes, con trabajos malos (o sin trabajo, directamente) o luchando día a día contra los comecerebros. Un clásico contemporaneo que garantiza risas e ideal para verla entre amigos.

4. Poltergeist (1982)

Por un minuto en este top 5 nos ponemos serios. Y es porque Poltergeist asusta como pocas películas en el universo. De hecho, si nos ponemos exigentes, es verdaderamente la única película de “terror” que verán en el ranking, ya que las demás, si bien entran en el género, tienen ciertos toques absurdos que las ponen más cerca de la comedia negra (negrísima en algunos casos) que en el terror. En Poltergeist vemos cómo una familia es acechada por espíritus que requieren a la niña Carol Anne para dejar este mundo y pasar al otro. Su secuestro llevará a la familia a solicitar la ayuda de una medium, que hará todo lo que esté a su alcance para rescatar a la pequeña de las manos espectrales. Para colmo, si son fanáticos de las historias de miedo, la película está rodeada por un halo maldito que condenó a muchos de los actores, inclusive a la pequeña, que murió durante el rodaje de la tercera parte de la saga. Una obra maestra de Steven Spielberg “dirigida” por Tobe Hooper, el responsable de La masacre en Texas

3. Maléfico (The Evil Dead, 1981)


Si entran en el “quiénes somos” de la página, verán que esta es mi película favorita. Y lo es no solo por su espíritu de cine B, sino por el genial trabajo que realizó Sam Raimi combinando la comedia y el terror en una sola obra. La historia arranca desde un lugar común: un grupo de grandulones que quiere pasar un fin de semana de fiesta en una cabaña en medio del bosque y que, sin querer, a través de unas cintas en donde se leía el Necronomicon Ex Mortis (el libro de los muertos) despierta un mal milenario que vive entre los árboles: a partír de ahí, espíritus, zombies y plantas que cobran vida serán los enemigos de estos chicos, entre los que se encuentra Ash (el genial Bruce Campbell), que intentará vencer a estos seres del más allá con violencia y con bastante estupidez. La película cuenta con tres partes: la segunda es prácticamente una remake de la primera, con ligeros cambios y con más producción, y la tercera es la clásica El ejército de las tinieblas, en donde vemos al Ash que todos conocemos, combatiendo a soldados-esqueleto en un mundo de fantasía medieval.

2. Pesadilla en lo profundo de la noche (A Nightmare on Elm Street, 1984)


Freddy es el asesino más certero de la historia del cine. Es que no se puede correr, ni escapar: él te atrapa en los sueños, y por más que quieras, no podés evitar dormir, aunque sea un minuto, una cabeceada. Eso es todo lo que necesita para clavar sus garras en tu corazón. Esta película, dirigida por Wes Craven, logró explorar los miedos de cada uno, pero además le agregó una cuota de humor negro y siniestro que convirtió a Pesadilla… en un verdadero clásico del cine de género. Sus secuelas no son tan buenas (aunque tienen buenos momentos), pero esta primera parte es un inolvidable ejemplo de cómo se puede asustar y divertir al mismo tiempo. Si todavía no vieron esta película, Halloween es la noche ideal para sentarse y mantenerse despierto toda la noche.

1. Scream, vigila quién llama (Scream, 1996)


Como decíamos antes: Wes Craven es un genio. En Pesadilla… logró moldear el miedo a su gusto y necesidad, creando a un asesino indestructible que ataca cuándo menos lo esperamos. En cambio, en Scream, el asesino está moldeado no por miedos, sino por la forma en que el cine los planteó. Ghostface es un psicópata fanático de las películas de terror, que utiliza los lugares comunes del cine para masacrar a sus víctimas. Él tiene una serie de reglas que, de ser violadas, puede condenar a un escéptico adolescente. Scream mezcla la comedia universitaria con el cine slasher, dejando como resultado una película cómica y sangrienta, que se convierte en el clásico más valioso del cine de terror moderno y que, a su vez, es LA película para ver el Halloween, rodeado de amigos listos para imponer nuevas reglas o para discutir las viejas. Y es que toda regla está para romperse, y en la misma saga de Scream se reinventaron muchísimas, que fueron acordes a los tiempos en que fueron filmadas, lo cual hace que esta obra de Wes Craven, además de ser una película genial, un estudio del género del terror.

Atte: [Vainilla]


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola! Aquí es donde puedes dejar tu pequeña huellita ¡Tus comentarios me alegran el día!